La vida me dijo claramente: Para, detente… ✋⏳

Una influenza inesperada nos detuvo por 8 días. ¡En otros momentos de mi vida me hubiese desesperado de una manera caótica irreversible…!

Te invito a leer estas enseñanzas…

A %d blogueros les gusta esto: